Simone Weil


Nació el 3 de febrero de 1909 en París. En 1928 cursa estudios en la prestigiosa École Normale Supérieure, donde se gradúa en 1931. Fue una ardiente activista durante el periodo en que impartió clases en escuelas secundarias y desarrolló una importante actividad sindical. En el año 1936 se unió a los anarquistas españoles durante la Guerra Civil en España, trabajando como cocinera de campo.

Tuvo una experiencia mística en cierta ocasión en la que escuchaba canto gregoriano y deja su tradición religiosa por el cristianismo, aunque no se une a ninguna Iglesia organizada. En la II Guerra Mundial, su origen judío le impide dedicarse a la enseñanza en la Francia ocupada. Se traslada junto a sus padres a Estados Unidos, aunque pronto viaja a Inglaterra para colaborar con la Resistencia francesa.

Falleció el 24 de agosto de 1943 intentando subsistir con las mismas raciones que tenían sus compatriotas franceses bajo la ocupación alemana. Sus principales escritos fueron publicados póstumamente, muestran su oposición al progreso desarrollista y, como cristiana platónica, recalca la condición absoluta de Dios. Escribió los ensayos La gravedad y la gracia (1947), La conciencia sobrenatural (1950) y La raíz primera (1949).