...Porque todavía no has llegado al final.

.Si estás insatisfecho por algo,
aunque sea algo bueno,
que te gustaría realizar y no lo consigues,
para ahora.

Si las cosas no marchan,
sólo existen dos explicaciones:
o tu perseverancia está siendo probada,
o necesitas cambiar de rumbo.

Para descubrir cuál de las opciones es la correcta,
ya que son actitudes opuestas,
usa el silencio y la oración.

Poco a poco,
las cosas se van aclarando misteriosamente,
hasta que tienes fuerzas suficientes para escoger.

Una vez tomada la decisión,
olvida por completo la otra posibilidad.
Y sigue adelante,
porque Dios es el Dios de los Valientes.

Dijo Domingo Sabio:
-“Al final, todo siempre acaba bien.
Si las cosas no van bien,
es porque todavía no has llegado al final".

Texto de Paulo Coelho, en Maktub

1 comentario:

Teresa Costa-Gramunt dijo...

És com el joc de l'oca, metàfora del recorregut vital: sempre s'acaba allà on s'ha d'acabar, encara que hagis de començar mil vegades. L'aprenentatge és l'objectiu de la vida.